jueves, 10 de enero de 2013

Una vez me preguntó una niña que si crecer era malo. Y yo le contesté: -Para crecer debes de ser lo suficiente maduro como para distinguir lo que está bien o no. Comprender que las cosas no son tan fáciles como parecen, pero a pesar de eso, luchar por ellas. Para crecer, debes de haber caído, pero has de ser lo suficiente valiente cómo para levantarte y seguir adelante. Ser mayor no significa ser aburrido, sino ser más responsable de lo que antes eras. Para crecer debes ser tu mismo, luchar por tus metas, y si no las consigues, no te preocupes, que si hoy no es, mañana será. Y eso sí, nunca te olvides de soñar.
En ese instante no lo entendió, pero sé que en un futuro lo hará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes un comentario!