viernes, 25 de enero de 2013

La felicidad se basa en movernos según lo que queremos y actuar según lo que sentimos.



Por eso, no existe mejor felicidad que cuando estás conmigo.


Amor, no me sueltes nunca. Cuando estoy contigo, soy feliz. Haces sentirme bien. Consigues hacerme reír cuando lloro, incluso cuando estoy enfadada lo consigues. Cuando me besas, haces que me olvide de todo mal, me abrazas y me tranquilizas. Me encanta esa manera que tienes de arroparme para que no coja frío, mientras me susurras al oído tantas cosas bonitas. Puede que no sepa actuar de la forma correcta en cada momento, pero seguramente sea la persona que más te ame en toda la vida y mira que queda mucho camino... Quizá seamos jóvenes, y aún no sabemos nada de la vida, pero pienso disfrutar junto a ti todo el tiempo que me lo permita, no pienso soltarte de mi mano.
Thank you my love, you are the best of my life, please don't go. 


Me prometiste tantas cosas, y me dañaste en el momento que más me dolía. Quisiste ayudar sin saber tan si quiera qué necesitábamos, y opinaste sin saber.  Pero pensándolo bien, la culpa fue mía, por confiar en quién no debía, por creer en ti y pensar que me ayudarías... Gracias, he aprendido la lección, a los amigos se les debe contar con los dedos de una mano.
Bueno seguidores, me he creado un tuenti para que quien quiera contactar conmigo pueda hacerlo, intentaré conectarme a menudo.

Saludos: Marian Sanmartí.
Tuenti: LovesCorned Sr
Cuando estás a mí lado me transmites felicidad. No puedo evitar sonreír, tú me das calma. Por eso te beso en cada momento, porqué quiero que te des cuenta que mi amor por ti no termina, es como el infinito. Cada caricia que me das, hace que me eleve hasta las estrellas, incluso aún más arriba. Me arropas con tus lindas manos, cuidando de mí, cómo si tuvieras temor a que me rompa. Consigues sacarme sonrisas incluso cuando estoy enfadada. Eres como mi mitad, pero sin el como.
Camino hacia la puerta, intentando olvidar todos nuestros recuerdos. La última vez que te vi, estabas a mi lado, mirándome a los ojos. De verdad que intento deshacerme de ti, pero es tan difícil... Quisiera poder abrazarte y que me digas que todo ha pasado. Pero los días pasan y tú ya no estás aquí... Debo escapar. Por eso me voy, para poder empezar de cero sin temer nada. Quiero que sepas que te voy a recordar siempre y espero que tú también a mí... Ya no hay vuelta atrás, esta historia se terminó y tú lo dejaste muy claro. Pero no puedo evitar llorar cuando te miro a los ojos y ya no veo nada... Pero dejé que me dañaras, como una muñeca rota. No pienso caer en el mismo juego, así que vete, y no vuelvas.